Con la llegada de la primavera llega también la famosa Feria de Abril o Feria de Sevilla, celebrada en la ciudad de Sevilla, en la que las calles del recinto llamado “Real de la Feria”, se llenan de color con sus casetas y sus calles adornadas con miles de farolillos, coches de caballos y magníficos caballos españoles, y, por supuesto, sus espectaculares trajes de flamenca que lucen las mujeres, cada cual más bonito y original.
Una vez allí, hay que disfrutar del ambiente, la música flamenca, las tapas tradicionales (jamón ibérico, queso, tortilla de patata, garbanzos con bacalao, caldereta, churros) y, por supuesto, de la bebida estrella, el “rebujito”, una mezcla de manzanilla con seven-up o sprite, y que con mucho hielo, no hay quien se le resista.
Además, se podrá disfrutar de los toros, en la gran plaza de la maestranza, y, para los más pequeños, la zona de las atracciones, conocida como “la calle del infierno”.
Sin duda, una experiencia única en la que la que se funden la cultura, la historia y la diversión.
Este año 2018 la feria comienza el domingo 15 de abril y finaliza el sábado 21.
¿Te animas?